Yerba Mate: el espíritu del Uruguay vive en los bosques naturales de UPM Forestal Oriental





No importa en qué rincón del mundo nos encontremos, ver una persona tomando “mate” en público aún en las circunstancias más extrañas significa una sola cosa: que proviene de la región del Rio de la Plata, casi con seguridad del Uruguay.

Algunos detalles particulares de los utensilios usados podrán indicarnos si la persona es uruguaya, argentina, o quizá del sur de Brasil, pero eso no importa, lo que sí importa es que esta infusión es una de las marcas de identidad cultural más fuerte que existen en el mundo, particularmente si se la toma en público.

Los uruguayos tomamos mate a casi todas las horas del día, ya sea en solitario o socialmente y por eso los implementos para prepararlo y beberlo nos acompañan dondequiera que vayamos,  sea el jardín de nuestra casa, una clase en la Facultad, una reunión de Directorio o un paseo por la Gran Muralla China.

El mate es una infusión que se prepara utilizando hojas secas y molidas de una especie arbórea, la Yerba Mate (Ilex paraguariensis, Aquifoliaceae), colocadas en una calabaza o recipiente similar (el mate propiamente) al que se le agrega agua a una temperatura superior a los 80 °C para luego succionar el líquido de sabor amargo mediante una bombilla o tubo metálico, proceso que se repite una y otra vez hasta que el líquido pierde su sabor característico, o se agota el agua de la botella térmica.

Originaria de las ancestrales poblaciones Guaraníes, la tradición del consumo del mate se extendió luego a diferentes países de Sudamérica a través de las Misiones Jesuíticas, quienes tuvieron un rol fundamental expandiendo el hábito, domesticando la especie y promoviendo su cultivo y comercio, el cual se convirtió en el principal ingreso económico de las Misiones en esta región del mundo Esta costumbre se mantiene hasta hoy en Uruguay, Argentina, Paraguay, sur de Brasil y algunas regiones de Chile y Bolivia, a veces solo en áreas rurales

Curiosamente la especie cuyas hojas se encuentran tan ligadas a la identidad nacional no es muy conocida en Uruguay debido a que crece solo en algunos sitios muy protegidos, al abrigo de las heladas que se producen en invierno, razón por la cual su cultivo a escala industrial es por el momento inviable. Su distribución natural abarca el sur de Brasil, norte de Argentina, Paraguay y el noreste y este de Uruguay.

A pesar de esta característica, existen poblaciones naturales de Yerba Mate viviendo en áreas de bosque natural conservadas por UPM Forestal Oriental en los Departamentos de Tacuarembó (Cerro del Arbolito) y Cerro Largo (Arévalo), las que hemos detectado durante nuestros relevamientos ambientales en esas regiones.



En esos sitios, protegidos de las heladas y el frío, con abundante humedad y sombra crecen ejemplares de hasta 10-12 m de altura, y entre 20 a 30 cm de diámetro de tronco, a la vez que también se pueden observar ejemplares pequeños producto de la regeneración natural que aseguran la viabilidad de la población en tanto se mantengan las condiciones ambientales.

Estas poblaciones forman parte de dos tipos de bosques naturales del Uruguay, el Bosque de Quebradas (en Tacuarembó) y el Bosque Pantanoso (Cerro Largo). El primero se desarrolla entre paredes de piedra arenisca o basalto que ofrecen excelentes condiciones de humedad y temperatura para el desarrollo de especies subtropicales, mientras que el segundo se desarrolla en forma de pequeñas islas pantanosas de bosque rodeadas de pastizales, en las que es frecuente la presencia de especies raras en el resto de la región, como helechos, plantas trepadoras o epífitas, etc.

Las plantaciones de Eucalyptus de UPM Forestal Oriental no afectan la viabilidad de las poblaciones de Yerba Mate en la medida que se mantienen áreas de amortiguación entre la zona productiva y los bosques nativos, permitiendo mantener las condiciones naturales del sitio, incluyendo el flujo de agua, sombra etc. Los bosques nativos están detallados en los mapas operativos y las operaciones forestales se desarrollan lejos de los mismos, las especies exóticas invasoras son monitoreadas y controladas si esto es necesario.

Por el contrario, nuestras operaciones permiten llevar a cabo relevamientos y monitoreos sobre la biodiversidad de las áreas ocupadas donde antes no se habían realizado, incrementando y enriqueciendo las colecciones biológicas nacionales, establecer planes de conservación y difusión,  y proteger las zonas de alto valor de conservación.

De esta forma, aun cuando se trata de poblaciones pequeñas corresponde lo del título: el espíritu del Uruguay vive en nuestros bosques.

 
 
 

La planta de Yerba Mate

 

Árbol que puede alcanzar unos 15-20 m de altura y hasta 80 cm de diámetro en el tronco. Follaje perenne, verde lustroso, con hojas de hasta 8 cm de largo y 4 de ancho. El fruto es una pequeña baya rojiza al madurar. En Uruguay vive en bosques ribereños y quebradas húmedas, protegidas de las heladas.