Innovador acuerdo entre UPM Forestal Oriental e instituciones apícolas

UPM Forestal Oriental firmará un novedoso acuerdo con la Dirección General de la Granja (DIGEGRA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca; la Comisión Honoraria de Desarrollo Apícola (CHDA); y la Sociedad Apícola Uruguaya (SAU), para la gestión de apicultores en los montes de la empresa en los departamentos de Paysandú, Río Negro, Soriano, Cerro Largo y Tacuarembó.

Integración productiva

Este acuerdo se enmarca dentro de la estrategia de UPM Forestal Oriental en la búsqueda de sinergias con actividades agropecuarias complementarias a la forestación. A través del desarrollo de nuevos instrumentos, se busca la mejora en la competitividad de los sistemas productivos apícolas promoviendo el desarrollo sostenible en las comunidades locales. Sobre este punto, Javier Solari, Gerente general de UPM Forestal Oriental dice que tanto ellos como las instituciones que participan de este acuerdo están “convencidos que la apicultura es una actividad agropecuaria muy importante para dinamizar el desarrollo de las comunidades ya que permite la participación de todo el núcleo familiar, y que requiere este tipo de apoyo institucional para poder competir exitosamente”. La distribución de los sitios para la colocación de colmenas en los montes de la empresa será administrada por las instituciones formales que resulten seleccionadas a través del “Llamado público a expresiones de interés” vigente hasta el 14 de setiembre de 2012. El nuevo sistema deja de ser zafral convirtiéndose en contratos a tres años que permitirán una continuidad y planificación a largo plazo.

Capacitación y seguimiento

El seguimiento de la nueva metodología de trabajo establece una Comisión Administradora y Reguladora (CAR) honoraria, integrada por representantes de UPM Forestal Oriental, DIGEGRA, CHDA y SAU. Asimismo, se creará un Fondo Forestal Apícola (FFA), el cual se financiará con aportes de los apicultores y de UPM Forestal Oriental con el fin de capacitar, fortalecer instituciones y promover el sector. El FFA procurará, entre otras cosas, generar conocimiento técnico sobre la capacidad de carga de colmenas en la forestación en función de las distintas especies, edades y manejos forestales. Este trabajo, que comenzó con DIGEGRA en 1998 y que se ha profundizado este año con dos talleres públicos en Durazno y Tacuarembó, pretende acercar más conocimientos hacia un negocio sustentable. De esta manera, todos los apicultores seguirán los mismos protocolos, alineándose a las mejores prácticas apícolas y maximizando el uso del área productiva potencial, procurando así una mayor productividad.

Estándares mundiales

El fortalecimiento del proceso silvo-apícola en montes certificados de UPM Forestal Oriental abre la posibilidad de que los apicultores puedan acceder a la certificación de su producción y así obtener una ventaja competitiva diferenciando su producción de miel en el mercado.

Especialización

Desde UPM Forestal Oriental explican este acuerdo como otra forma de trabajar con especialistas de cada área. “En un mundo cada vez más globalizado creemos que es fundamental especializarnos en lo que somos buenos –en nuestro caso producción y abastecimiento de madera para celulosa-”, explica Solari, “y a buscar aquellas competencias que no tenemos a través de alianzas con aquellos integrantes de nuestras comunidades que sí las tienen y son buenos; nuestros vecinos ganaderos, los semilleristas y, en este caso, nuestros vecinos apicultores.”
Los participantes de este acuerdo afirman que el trabajo sincronizado entre los productores apícolas y las instituciones formarán una estructura mucho más rica y sólida que beneficiará no sólo a ellos sino a todo el país.


En la actualidad:
Hay casi 100 apicultores produciendo en montes de UPM Forestal Oriental.
Estos representan un 8% de la producción nacional de miel.

A partir de este convenio:
Se espera que haya más de 200 apicultores en montes de UPM Forestal Oriental.