Estudios preliminares

Estudios preliminares

​En Uruguay, la empresa realiza el monitoreo ambiental de su proyecto, sobre la base de los compromisos asumidos en la Autorización Ambiental Previa (AAP), otorgada por DINAMA. Para eso, la empresa contrata expertos externos independientes. Estos expertos presentan sus informes a UPM y luego ésta se los presenta a la DINAMA y se hacen públicos.

Este monitoreo se inició de forma previa a la puesta en funcionamiento de la planta y continúa hasta el día de hoy. Abarca varios aspectos del medio ambiente, como la biología del Río Uruguay y la calidad del aire en las cercanías de la planta.

Distintas reparticiones del Estado también comprometen su esfuerzo para controlar el buen funcionamiento de la planta.

La Dirección Nacional de Medioambiente realiza su propio monitoreo ambiental y está previsto que, en caso necesario, se apoye en laboratorios del exterior.

En marzo de 2007 comenzó además a funcionar la Comisión de Seguimiento Ambiental de la planta de celulosa de Fray Bentos. La misma constituye un ámbito de intercambio entre organismos del Estado, la empresa y actores locales.

Puede leer las actas de las reuniones haciendo click aquí.

Dentro de los estudios realizados, se pueden encontrar dos tipos: aquellos encargados por la empresa a consultores expertos y externos a los efectos de cumplir con las exigencias pertinentes y aquellos llevados adelante por el Banco Mundial.

Horizontal divider

​Estudios independientes

​Para completar la evaluación de los Estudios de Impacto Ambiental y Social realizados por los dos proyectos de fábricas de celulosa ORION y M'Bopicuá, la Corporación Financiera Internacional (CFI) encargó un estudio de impacto acumulativo (CIS - Cummulative Impact Study) de la construcción y operación de las plantas de celulosa y su abastecimiento de materias primas. El borrador del Estudio de Impacto Acumulativo (CIS) fue elaborado por Pacific Consultants International y Malcolm Pirnie Incorporated y publicado en diciembre de 2005.

Tras un período de revisión pública y de consultas coordinadas por facilitadores profesionales en Argentina y Uruguay, la CFI encomendó a un equipo de expertos independientes que analizara la documentación existente sobre el proyecto y todos los comentarios de las partes interesadas. Los resultados de este análisis se resumen en un informe emitido por los expertos independientes en abril 2006. El informe fue denominado “Informe Hatfield”.

​En julio de 2006, EcoMetrix Incorporated y sus consultores, SENES Consultants Limited y Processys Incorporated, fue escogida por el IFC para analizar y revisar el borrador del “Estudio de Impacto Acumulativo” (CIS) y los resultados del “Informe Hatfield”. El proceso de revisión incluyó un análisis más minucioso, basándose en información adicional y actualizada. El informe de Ecometrix se hizo público en Octubre del 2006. Posteriormente se realizaron 3 revisiones. La última publicación se realizó en marzo de 2010.

Cumulative Impact Study - 2006 »
Informe Hatfield BM - 2006 »
EcoMetrix - Monitoreo Independiente de Cumplimiento - 2007 »
Ecometrix - Revisión de desempeño ambiental - Fase 1 »
Ecometrix - Revisión de desempeño ambiental - Fase 2 »
Ecometrix - Revisión de desempeño ambiental - Fase 3 »
Ecometrix - Revisión de desempeño ambiental - Fase 4 »

Horizontal divider

​Estudios por la empresa

​La Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA), dependiente del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), es el organismo directamente encargado de la administración y aplicación de las leyes y reglamentos vigentes en Uruguay en materia ambiental.

Existen leyes específicas que determinan que quienes propongan un proyecto deben realizar Evaluaciones de Impacto Ambiental (EIA) que describan el mismo, evalúen los potenciales efectos ambientales y desarrollen planes de monitoreo y estrategias de mitigación.

En este sentido, la empresa ha presentado su respectiva evaluación a DINAMA, conforme lo exige la ley. Una vez aprobada la EIA y después de haber cumplido con todas las condiciones, ha recibido una Autorización Ambiental Previa (AAP) para su proyecto. Las AAP son una autorización inicial para la planta.

​Las AAP identifican ciertas limitaciones, tales como el cumplimiento de todas las restricciones sobre efluentes establecidas en la ley uruguaya (Decreto 253/79), cumplimiento de las restricciones relativas a otros parámetros de calidad del agua y cumplimiento de los compromisos asumidos en su respectiva EIA.

Las AAP también requieren que las plantas cumplan con las normas internacionales de calidad de las aguas superficiales elaboradas por la Comisión Administradores del Río Uruguay (CARU). Estas normas de calidad del agua cuentan con la aprobación de los gobiernos de Argentina y Uruguay, y ambos gobiernos las consideran aceptables y eficaces para la adecuada protección del medio ambiente acuático del Río Uruguay.

Evaluación de impacto ambiental (pdf).