Preguntas frecuentes: nueva planta de celulosa de UPM en Uruguay

 

El 23 de julio de 2019 UPM anunció la decisión de invertir en una planta de celulosa de clase mundial en la zona centro de Uruguay. La noticia ha suscitado mucho interés y entusiasmo, y, naturalmente, también algunas preguntas e inquietudes. Aquí encontrará respuestas a las preguntas más frecuentes, con enlaces a materiales adicionales sobre el tema.

La decisión de inversión incluye 2.700 millones de dólares en la planta de celulosa y otros 350 millones de dólares en logística, infraestructura e inversiones en la comunidad. Esta inversión es la más grande en la historia de UPM, así como en Uruguay.

 

 

¿Por qué Uruguay?

Una de las preguntas más frecuentes es “por qué Uruguay”; ¿qué hace que Uruguay sea el lugar ideal para una inversión tan importante? Las razones son varias. Como país, Uruguay es una excelente ubicación para una inversión a largo plazo con operaciones sostenibles. El país goza de una fuerte estabilidad política y social, así como de una sólida legislación y una tradición democrática basada en políticas gubernamentales transparentes, incluyendo un marco legal seguro que promueve la forestación sostenible. Además, UPM tiene más de 30 años de experiencia en Uruguay, contamos con un gran equipo, excelentes operaciones forestales y de producción de celulosa, y esperamos continuar por este camino.

También hay interés acerca de la ubicación específica en el centro de Uruguay, y por qué se eligió una locación donde se necesitan grandes desarrollos de infraestructura. La ubicación exacta se acordó en cooperación entre UPM y el Gobierno de Uruguay basada en los prerrequisitos necesarios para una planta de celulosa -ej. disponibilidad de madera y agua- y los criterios del gobierno para un equilibrado desarrollo logístico, ambiental y laboral en el interior del país. El desarrollo de la infraestructura que se requiere para la planta está en línea con el interés en el desarrollo regional por parte del gobierno.

El acuerdo de inversión que se firmó en noviembre de 2017 y que describía los prerrequisitos locales y el desarrollo de infraestructura para las inversiones de ambas partes, se ha compartido públicamente tanto en la versión resumen como en su totalidad, así como también los acuerdos complementarios, como son los protocolos laborales.

 

 

¿Qué opinan las personas sobre la inversión?

Naturalmente, un proyecto y operación industrial de esta escala causa interés y diversas opiniones. En UPM creemos en el diálogo abierto con nuestras partes interesadas y valoramos las diferentes opiniones que son un símbolo importante de las democracias abiertas. En los últimos años, UPM ha compartido información regularmente en las sesiones informativas y ha mantenido más de 100 reuniones con líderes de opinión y referentes locales.

La opinión pública ha sido estudiada de cerca desde 2016. Alrededor del 70% de los uruguayos tiene una opinión positiva o neutra acerca del proyecto y cuanto más cerca se está del área de la planta, tanto en Fray Bentos como en Paso de los Toros, más positivas son las opiniones.

UPM-Uy-faq-image-1.png

UPM-Uy-faq-image-2.png

También hemos realizado encuestas sobre la planta de UPM en Fray Bentos, que ha operado por más de 10 años. La gran mayoría de las personas encuestadas considera que la instalación de UPM en Fray Bentos ha sido positiva o muy positiva para el país.

 

 

¿Qué sucede con el impacto ambiental?

Uruguay cuenta con una legislación ambiental estricta. Por ejemplo, la fábrica de UPM Fray Bentos es una de las plantas de celulosa más monitoreadas del mundo. Su desempeño ambiental, que ha sido de excelencia, es reportado mensualmente a las autoridades locales quienes también realizan su monitoreo online. La nueva planta seguirá los estándares de las mejores técnicas disponibles (BAT, por sus siglas en inglés) y los principios globales de UPM, así como la estricta legislación nacional.

Según el Estudio de Impacto Social y Ambiental para la nueva planta de celulosa aprobado por las autoridades uruguayas, todos los potenciales impactos son admisibles y manejables: la planta no tendrá impactos negativos en la salud de las personas, las condiciones de vida, la estructura urbana y el uso de la tierra, el entorno ambiental, la vida silvestre y sitios de conservación, suelo, y aguas subterráneas.

El impacto de la nueva planta sobre el río Negro ha sido objeto de un intenso escrutinio. Según los estudios ambientales realizados por expertos internacionales y nacionales, el impacto directo de la nueva planta en el río Negro será mínimo. El uso de agua en promedio anual a largo plazo es menor al 1% del caudal promedio del río en Paso de los Toros. Los efluentes vertidos al río estarán estrictamente controlados por UPM, así como por las autoridades uruguayas.

La situación actual del río Negro requiere de iniciativas y acciones por parte de todos los actores e industrias a lo largo del río. UPM invertirá en el mejoramiento de la planta municipal de tratamiento de aguas residuales y en la restauración del relleno sanitario municipal de Paso de los Toros como parte de las inversiones en la comunidad por un valor de 70 millones de dólares.

 

 

Plantaciones – ¿cómo impactan en los bosques nativos, la biodiversidad y el agua?

Las plantaciones de UPM en Uruguay están establecidas en áreas anteriormente utilizadas para pastoreo, y no reemplazan los montes nativos. De hecho, todos los montes nativos en Uruguay están protegidos por ley desde 1987, y el establecimiento de plantaciones de Eucalyptus empezó en los inicios de 1990. La ley forestal uruguaya define claramente el uso de la tierra basado en las características del suelo, de esta forma las plantaciones no ocupan el espacio de otros sectores como por ejemplo la producción de alimentos.

Todas las plantaciones de UPM están certificadas bajo los estándares forestales de FSC® y PEFC™. Sólo utilizamos agroquímicos y fertilizantes aprobados por ambos esquemas de certificación. El uso de agroquímicos en las plantaciones forestales es mucho menor que por ejemplo en la agricultura, ya que estos productos son necesarios solo durante el primer año de las plantaciones, las que se cosechan cada 10 o 12 años. Todos los aspectos ambientales son controlados anualmente por auditorías externas como parte del proceso de certificación.

Las plantaciones de árboles contribuyen al balance del agua, ya que disminuyen el escurrimiento superficial y ayudan a controlar la erosión del suelo y los nutrientes que podrían llegar a los cursos de agua.

Lee más sobre los principios de la forestación sostenible.

En UPM también realizamos acciones específicas para preservar la biodiversidad: tenemos más de 20 áreas protegidas para conservar la biodiversidad. El área más grande es Mafalda, mientras que en otra zona llamada Chasicó se conservan más de 100 especies de fauna y flora.

 

 

¿Cuál es el impacto económico local de la inversión, y por qué UPM está en un régimen de zona franca?

Durante la fase de construcción más intensa habrá más de 6.000 personas trabajando en el sitio. Una vez finalizada, se estima que se crearán 10.000 puestos de trabajo permanentes en la economía uruguaya de los cuales 4.000 serás empleados directos de UPM y sus empresas contratistas. Cerca de 600 empresas trabajarán en la cadena de valor. Estas estimaciones están basadas en estudios independientes realizados por Deloitte y CPA Ferrere. 

Como en todos los países donde opera, UPM sigue la legislación fiscal local. Uruguay tiene una regulación tributaria bien establecida y un marco tributario que sistemáticamente promueve las inversiones a largo plazo. Las zonas francas forman parte de este régimen de inversiones, una herramienta que Uruguay ha usado por décadas para atraer mayores inversiones. Actualmente Uruguay tiene 11 zonas francas que crean casi 16.000 empleos altamente calificados con un impacto significativo en las exportaciones y el PBI del país.

La nueva planta de UPM, como la actual planta en Fray Bentos, operará bajo el régimen de zona franca. La nueva planta pagará un canon anual de siete millones de dólares. Todas las actividades fuera de la planta, desde los viveros y las plantaciones hasta la logística y el transporte, estarán sujetas a los impuestos locales en Uruguay. Se estima que la contribución total de impuestos y pagos al seguro social para la cadena de valor de UPM es de USD 170 millones luego de que la planta esté operativa.

 

 

¿Qué ocurre con los impactos sociales durante la construcción y después de que la fábrica esté operativa: se generarán disturbios con miles de trabajadores en el sitio?

Un proyecto de esta escala, con más de 6.000 personas trabajando en el sitio en su fase de construcción más intensa, ciertamente traerá cambios visibles. Algunos serán positivos, como las oportunidades de trabajo y capacitación, y las oportunidades de negocio para los emprendedores locales; pero algunos de estos cambios requieren planes preventivos como por ejemplo el tráfico y los disturbios sociales. También es sabido que proyectos grandes de construcción pueden potencialmente crear otros disturbios en los alrededores. Por esta razón continuaremos con el diálogo activo con los grupos de interés y el trabajo con las autoridades locales y la comunidad para aprovechar las oportunidades positivas y juntos buscar soluciones para minimizar los efectos negativos y los posibles disturbios.

 

 

Algunos críticos reclaman que el ferrocarril traerá cuestiones de seguridad y que las personas están en contra del tren, ¿esto es cierto?

Uruguay tiene 150 años de historia con el ferrocarril. El plan actual para definir la vía ferroviaria sigue la vía existente en líneas generales. UPM será uno de los usuarios del ferrocarril, pero el mismo será propiedad de la República del Uruguay y estará abierto a operadores públicos y privados.

Las encuestas públicas han mostrado un fuerte apoyo al desarrollo del tren en Uruguay. El Gobierno y el Ministerio de Transporte (MTOP) han publicado paso a paso las diferentes etapas del proyecto y crearon un sitio web donde los interesados pueden acceder al proceso, tal como indicó la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA). A nivel mundial, el tren es ampliamente considerado como el medio de transporte más seguro y amigable con el medio ambiente en lo que refiere a logística de larga distancia y transporte de pasajeros. Por supuesto que los altos estándares de seguridad son importantes y necesarios para cualquier proyecto ferroviario, y estamos convencidos de que este será el caso en Uruguay.