UPMUruguay
  • Forestal
  • Protegiendo el inusual paisaje de La Rinconada

Protegiendo el inusual paisaje de La Rinconada

Local news 14.5.2020 6:00 EEST

En una zona remota del departamento de Tacuarembó, UPM está trabajando para restaurar y proteger un paisaje singular y una interesante concentración de biodiversidad.

Entre las 22 áreas de conservación de la biodiversidad que gestiona UPM, ninguna es tan especial como La Rinconada. Situada sobre la margen derecha del río Tacuarembó a pocos kilómetros de su desembocadura, La Rinconada es una zona de dunas móviles poco comunes fuera de las áreas marítimas existentes a más de 300 km de allí.

“Éstos son ecosistemas frágiles, particularmente las dunas móviles, y tienen escasa representación territorial en el país”, dice Iván Grela, Coordinador de Biodiversidad y Conservación de UPM Forestal Oriental.

UPM compró la tierra hace aproximadamente una década, luego de lo cual se realizaron relevamientos de biodiversidad en los ambientes naturales existentes en el predio, y después de consultar con varios expertos ambientales y otras partes interesadas se determinó que la zona de dunas y bosque nativos del predio poseen atributos especiales que ameritaban su designación como Area de Alto Valor de Conservación. Estos atributos son excepcionales en Uruguay, tanto desde el punto de vista ecológico como geográfico. En particular la presencia del mencionado sistema de dunas móviles.

 

Diversidad concentrada

A pesar de no ser una de las áreas de reserva más extensa de UPM, La Rinconada presenta interesantes valores de biodiversidad y varios ambientes diferentes. Estos ecosistemas son raros en el país, y contienen especies que anteriormente se conocían solo en la costa marítima.

“Son 380 hectáreas que albergan especies consideradas de interés para la conservación porque son inusuales o amenazadas”, explica Grela, refiriéndose a 17 especies de flora y 15 de fauna, que son consideradas en peligro por la Dirección Nacional de Medio Ambiente de Uruguay. Adicionalmente, cientos de especies más comunes, pero aún así importantes, fueron encontradas allí.

El área cuenta con diferentes tipos de vegetación, como los bosques ribereños sobre el río Tacuarembó, los bosques pantanosos, campos bajos y arenosos, dunas bañados ácidos, cada uno de ellos con su composición de especies características.

Los ambientes acuáticos están representados por el río propiamente, y pequeños bañados y lagunas.

Junto con su valor ecológico, La Rinconada también posee un valor histórico y cultural, ya que al relevar el área de conservación, se encontraron artefactos pertenecientes a habitantes indígenas, incluyendo trozos de cerámica y lascas de pedernales tallados.

 

La lucha contra las especies invasivas

Las dunas son el frente de batalla contra dos especies invasivas de pinos. Pinus taeda y Pinus elliotti son dos especies nativas del sureste de los Estados Unidos que fueron plantados por el dueño anterior y proliferaron rápidamente, creciendo sobre las dunas móviles y desplazando las especies nativas que no pudieron competir.

“La amenaza principal del área de conservación es la invasión de estos pinos”, dice Grela. “Hemos implementado un programa de largo plazo para la eliminación de toda la regeneración de los Pinos, y estamos controlando el área por la aparición de nuevos plantines”.

Esto ha permitido que las especies nativas de vegetación están mejorando y retornando a las dunas.

“También hemos implementado un plan de monitoreo para evaluar la recuperación de la movilidad de la duna y la presencia de las especies nativas”.

 

Proteger y preservar

Esta historia de éxito en recuperación de un ambiente natural en Uruguay se ha convertido en un ejemplo para otras situaciones con dunas invadidas con pinos (como las que existen en la costa atlántica)

“Para nosotros, La Rinconada es un área importante y queremos protegerla para que este ambiente único mantenga su paisaje original de dunas móviles”, dice Grela.

A diferencia de otras áreas de conservación, como Palmares del Cuico en Paysandú, La Rinconada aún no está abierta al público. “Por el momento no hemos desarrollado este tipo de actividades educativas”, dice Grela. “El área es de difícil acceso, pero en el futuro esperamos agregar un componente educativo”.

Por ahora, el objetivo de UPM es preservar el paisaje de estos ecosistemas del centro de Uruguay. Esto significa remover las especies invasivas y monitorear La Rinconada para evitar la caza y pesca ilegales.

“Nuestra política es proteger este tipo de ambientes naturales”, dice Grela. “Preservar áreas representativas de diferentes ambientes nativos, en particular aquellos que son los más inusuales y amenazados”.